Consejo de la Judicatura | comunicacion

.:: Servicios ::.

comunicacion

comunicacion

El proceso de evaluación de los jueces y juezas de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) se realizó bajo cuatro parámetros que son universalmente utilizados. Esto son, variables cualitativas, cuantitativas, administrativas y disciplinarias.

 

Esta metodología fue debidamente socializada con todos los administradores de justicia que fueron evaluados a quienes incluso se les concedió un tiempo para formular recomendaciones. Así lo explicó el Presidente del Consejo de la Judicatura (CJ), Gustavo Jalkh.

 

En una entrevista con EcuadorInmediato.com recordó que la valoración del trabajo de los jueces de la CNJ se aplicó  en cumplimiento del mandato constitucional que establece la renovación por tercios de la Corte Nacional de Justicia, cada tres años.

 

Explicó que en la evaluación, que se ejecutó en el último trimestre de 2014, se tomaron en cuenta varios aspectos que sumados daban una calificación máxima de 100 puntos.

 

Así, la variable cualitativa se calificó sobre 35 puntos y se aplicó por muestreo, es decir, se analizaron tres sentencias dictadas por el juez evaluado. Dos de esos fallos se escogieron por sorteo y uno lo entregó el propio magistrado.

 

Un comité de expertos juristas (académicos y ex magistrados de alto nivel) calificó la calidad de las sentencias. Para ello, se tomaron en cuenta elementos como la motivación del fallo, la argumentación jurídica, la aplicación doctrinaria, el tipo de redacción, etc.

 

En lo que respecta al tema cuantitativo, este tuvo un rango de 40 puntos. Aquí se tomó en cuenta el universo completo de trabajo del juez, principalmente su tasa de resolución, esto es, el número de resoluciones, de ponencias y de sentencias en función de las causas ingresadas a su despacho.

 

Para la variable administrativa se fijó una calificación máxima de 20 puntos que se obtuvo midiendo el nivel de presencia efectiva de los jueces en su despacho, en las convocatorias del Pleno de la Corte y en las audiencias.

 

Finalmente, la valoración disciplinaria tuvo una calificación de cinco puntos.  Todos los jueces alcanzaron la máxima nota, pues ninguno de ellos registraba sanciones en su contra.

 

La información cuantitativa, administrativa y disciplinaria fue certificada y proporcionada al CJ por la Secretaría General de la Corte Nacional de Justicia.

 

El doctor Jalkh aclaró que las calificaciones de todos los jueces evaluados fueron satisfactorias y que la salida de cuatro de ellos por los puntajes obtenidos, no significa que su desempeño sea deficiente.

 

“Aquí lo que tenemos son catorce cupos para permanecer en la Corte. Por eso independientemente de que alguien sea muy bien evaluado y que tenga más de 70 puntos, no puede quedarse. No es que salen los cuatro o cinco malos, no.  Se quedan los catorce que obtuvieron el cupo para quedarse, así lo manda la Constitución”, señaló el titular de la Judicatura.

 

Recordó que para otras instituciones, la Constitución establece al sorteo como mecanismo de renovación, pero en el caso de la Corte determina  parámetros de evaluación de desempeño.

 

Asimismo, descartó que juicios específicos que estuvieron a cargo de los magistrados salientes, entre ellos el que se realizó en contra de la dirigente de la UNE (Unión Nacional de Educadores), Mery Zamora, hayan sido considerados en el proceso de evaluación.

 

“El caso de la doctora Mery Zamora, por ejemplo, no entró en el sorteo ni lo entregó el juez; tampoco el caso de Cléver Jiménez; no estuvieron dentro de las sentencias que se analizaron. Además, quienes evaluaron son personas que tienen una trayectoria académica y profesional relevante”, señaló el doctor Jalkh.

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN

El proceso de evaluación de los jueces y juezas de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) se realizó bajo cuatro parámetros que son universalmente utilizados. Esto son, variables cualitativas, cuantitativas, administrativas y disciplinarias.

 

Esta metodología fue debidamente socializada con todos los administradores de justicia que fueron evaluados a quienes incluso se les concedió un tiempo para formular recomendaciones. Así lo explicó el Presidente del Consejo de la Judicatura (CJ), Gustavo Jalkh.

 

En una entrevista con EcuadorInmediato.com recordó que la valoración del trabajo de los jueces de la CNJ se aplicó  en cumplimiento del mandato constitucional que establece la renovación por tercios de la Corte Nacional de Justicia, cada tres años.

 

Explicó que en la evaluación, que se ejecutó en el último trimestre de 2014, se tomaron en cuenta varios aspectos que sumados daban una calificación máxima de 100 puntos.

 

Así, la variable cualitativa se calificó sobre 35 puntos y se aplicó por muestreo, es decir, se analizaron tres sentencias dictadas por el juez evaluado. Dos de esos fallos se escogieron por sorteo y uno lo entregó el propio magistrado.

 

Un comité de expertos juristas (académicos y ex magistrados de alto nivel) calificó la calidad de las sentencias. Para ello, se tomaron en cuenta elementos como la motivación del fallo, la argumentación jurídica, la aplicación doctrinaria, el tipo de redacción, etc.

 

En lo que respecta al tema cuantitativo, este tuvo un rango de 40 puntos. Aquí se tomó en cuenta el universo completo de trabajo del juez, principalmente su tasa de resolución, esto es, el número de resoluciones, de ponencias y de sentencias en función de las causas ingresadas a su despacho.

 

Para la variable administrativa se fijó una calificación máxima de 20 puntos que se obtuvo midiendo el nivel de presencia efectiva de los jueces en su despacho, en las convocatorias del Pleno de la Corte y en las audiencias.

 

Finalmente, la valoración disciplinaria tuvo una calificación de cinco puntos.  Todos los jueces alcanzaron la máxima nota, pues ninguno de ellos registraba sanciones en su contra.

 

La información cuantitativa, administrativa y disciplinaria fue certificada y proporcionada al CJ por la Secretaría General de la Corte Nacional de Justicia.

 

El doctor Jalkh aclaró que las calificaciones de todos los jueces evaluados fueron satisfactorias y que la salida de cuatro de ellos por los puntajes obtenidos, no significa que su desempeño sea deficiente.

 

“Aquí lo que tenemos son catorce cupos para permanecer en la Corte. Por eso independientemente de que alguien sea muy bien evaluado y que tenga más de 70 puntos, no puede quedarse. No es que salen los cuatro o cinco malos, no.  Se quedan los catorce que obtuvieron el cupo para quedarse, así lo manda la Constitución”, señaló el titular de la Judicatura.

 

Recordó que para otras instituciones, la Constitución establece al sorteo como mecanismo de renovación, pero en el caso de la Corte determina  parámetros de evaluación de desempeño.

 

Asimismo, descartó que juicios específicos que estuvieron a cargo de los magistrados salientes, entre ellos el que se realizó en contra de la dirigente de la UNE (Unión Nacional de Educadores), Mery Zamora, hayan sido considerados en el proceso de evaluación.

 

“El caso de la doctora Mery Zamora, por ejemplo, no entró en el sorteo ni lo entregó el juez; tampoco el caso de Cléver Jiménez; no estuvieron dentro de las sentencias que se analizaron. Además, quienes evaluaron son personas que tienen una trayectoria académica y profesional relevante”, señaló el doctor Jalkh.

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN

En una ceremonia realizada en Guayaquil, este martes 20 de enero, las autoridades del Consejo de la Judicatura (CJ) y de la Fiscalía entregaron los certificados correspondientes a los 30 mejor egresados del curso de formación inicial para la carrera fiscal “Francisco Ramón Loor Pincay”.

 

Ellos son parte de los 243 nuevos fiscales que tiene el país luego de un proceso de capacitación desarrollado por la Escuela de la Función Judicial, desde octubre del 2014 hasta enero del presente año.

 

El evento contó con la participación de los vocales del Consejo de la Judicatura, la ministra de Justicia Ledy Zúñiga, el presidente de la Corte de Justicia del Guayas, Julio Aguayo y el presidente del Colegio de Abogados del Guayas, Jimmy Salazar.

 

En su discurso, el presidente del CJ, Gustavo Jalkh, destacó que con la incorporación de los nuevos operadores de justicia, Ecuador alcanza el promedio regional de seis fiscales por cada 100 mil habitantes.

 

En ese contexto, resaltó el trabajo que realiza la Escuela de la Función Judicial, organismo que aseguró, ha institucionalizado la carrera judicial con base en la meritocracia.

 

“Las carreras de fiscal, de defensores, de jueces tienen las garantías de excelencia, de probidad, de honestidad, el conocimiento profundo del Derecho y también la vocación de servicio”, señaló.

 

El doctor Jalkh recordó que ser fiscal es ser un apasionado de la verdad. “Los fiscales son los encargados de aportar a los tribunales, a los jueces y a las salas penales del país, los elementos suficientes para que puedan juzgar en justicia, para que ningún inocente sea juzgado y para que ningún culpable eluda su responsabilidad”, manifestó.

 

Además, instó a los nuevos fiscales a “mantener el equilibrio y jamás ensañarse con nadie en contra del debido proceso, pero tampoco bajar los brazos ante la necesidad de descubrir una verdad, porque detrás de cada delito hay un ser humano, una familia y una sociedad que exigen justicia”.

 

Asimismo, recordó que ahora el sistema judicial es exigente y que el trabajo de jueces y fiscales es evaluado constantemente.

 

De su lado, el fiscal general Galo Chiriboga afirmó que es la primera vez que los fiscales tienen un curso profundo de preparación y afirmó que en este proceso no solo se impartió formación técnica sino también valores.

 

José Sánchez Gutiérrez, abogado de El Oro y mejor egresado del curso, destacó la transparencia del proceso. “Este concurso desde el inicio, hasta la culminación ha sido transparente, no ha existido injerencia política. Ese pasado oscuro, en el cual solo personas privilegiadas eran las únicas que podían ocupar este tipo de cargos, ha sido totalmente desterrado”, señaló.

 

Por su parte, los estudiantes del aula 1C de la sede Guayaquil del curso entregaron una placa de reconocimiento al doctor Jalkh y a los coordinadores del curso “por forjar la vocación de un mejor servicio público”.

 

En junio de 2014, el Consejo de la Judicatura y la Fiscalía abrieron el concurso de méritos y oposición con impugnación ciudadana y control social en el que se inscribieron más de 2000 profesionales del Derecho. De ellos, 243 aspirantes accedieron a un cupo para el curso de formación inicial.

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN

En una ceremonia realizada en Guayaquil, este martes 20 de enero, las autoridades del Consejo de la Judicatura (CJ) y de la Fiscalía entregaron los certificados correspondientes a los 30 mejor egresados del curso de formación inicial para la carrera fiscal “Francisco Ramón Loor Pincay”.

 

Ellos son parte de los 243 nuevos fiscales que tiene el país luego de un proceso de capacitación desarrollado por la Escuela de la Función Judicial, desde octubre del 2014 hasta enero del presente año.

 

El evento contó con la participación de los vocales del Consejo de la Judicatura, la ministra de Justicia Ledy Zúñiga, el presidente de la Corte de Justicia del Guayas, Julio Aguayo y el presidente del Colegio de Abogados del Guayas, Jimmy Salazar.

 

En su discurso, el presidente del CJ, Gustavo Jalkh, destacó que con la incorporación de los nuevos operadores de justicia, Ecuador alcanza el promedio regional de seis fiscales por cada 100 mil habitantes.

 

En ese contexto, resaltó el trabajo que realiza la Escuela de la Función Judicial, organismo que aseguró, ha institucionalizado la carrera judicial con base en la meritocracia.

 

“Las carreras de fiscal, de defensores, de jueces tienen las garantías de excelencia, de probidad, de honestidad, el conocimiento profundo del Derecho y también la vocación de servicio”, señaló.

 

El doctor Jalkh recordó que ser fiscal es ser un apasionado de la verdad. “Los fiscales son los encargados de aportar a los tribunales, a los jueces y a las salas penales del país, los elementos suficientes para que puedan juzgar en justicia, para que ningún inocente sea juzgado y para que ningún culpable eluda su responsabilidad”, manifestó.

 

Además, instó a los nuevos fiscales a “mantener el equilibrio y jamás ensañarse con nadie en contra del debido proceso, pero tampoco bajar los brazos ante la necesidad de descubrir una verdad, porque detrás de cada delito hay un ser humano, una familia y una sociedad que exigen justicia”.

 

Asimismo, recordó que ahora el sistema judicial es exigente y que el trabajo de jueces y fiscales es evaluado constantemente.

 

De su lado, el fiscal general Galo Chiriboga afirmó que es la primera vez que los fiscales tienen un curso profundo de preparación y afirmó que en este proceso no solo se impartió formación técnica sino también valores.

 

José Sánchez Gutiérrez, abogado de El Oro y mejor egresado del curso, destacó la transparencia del proceso. “Este concurso desde el inicio, hasta la culminación ha sido transparente, no ha existido injerencia política. Ese pasado oscuro, en el cual solo personas privilegiadas eran las únicas que podían ocupar este tipo de cargos, ha sido totalmente desterrado”, señaló.

 

Por su parte, los estudiantes del aula 1C de la sede Guayaquil del curso entregaron una placa de reconocimiento al doctor Jalkh y a los coordinadores del curso “por forjar la vocación de un mejor servicio público”.

 

En junio de 2014, el Consejo de la Judicatura y la Fiscalía abrieron el concurso de méritos y oposición con impugnación ciudadana y control social en el que se inscribieron más de 2000 profesionales del Derecho. De ellos, 243 aspirantes accedieron a un cupo para el curso de formación inicial.

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN

Mariana Yumbay Yallico, Lucy Blacio Pereira, Paúl Íñiguez Ríos y Johnny Ayluardo Salcedo son los jueces que deben desvincularse de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) por haber obtenido el menor puntaje en el análisis de desempeño realizado por el Consejo de la Judicatura (CJ).  

 

Las vacantes de estos cuatro administradores de justicia se suman a las tres que dejaron Wilson Merino, Ximena Vintimilla, quienes renunciaron recientemente a sus cargos, y José Suing, quien fue destituido en enero de 2014. Con esto se completa el cupo de siete jueces que, según la Constitución, deben salir de la CNJ, cada tres años para dar paso a la renovación parcial del organismo.

 

El proceso fue exitoso, tanto en lo jurídico, como en lo técnico. Las y los jueces evaluados superaron los 70 puntos, demostrando los méritos profesionales de quienes conforman la Corte.

 

En cumplimiento a lo establecido en los artículos 178, 181 y 182 de la Constitución de la República, y de los artículos 89, 254, 264 y 280 del Código Orgánico de la Función Judicial, en octubre de 2014, el Consejo de la Judicatura inició la evaluación a los jueces y juezas de la CNJ. El proceso estuvo sujeto a los principios de objetividad, confiabilidad, igualdad y publicidad, esto con el propósito de garantizar la transparencia y fidelidad de los resultados.

 

Paralelamente, realizó un concurso público de méritos y oposición con impugnación ciudadana y control social, para la selección de los siete nuevos integrantes del alto tribunal de justicia del país. Los ganadores fueron: José Luis Terán Suárez,  Ana María Crespo Santos, Luis Manaces Enríquez Villacrés, Miguel Antonio Jurado Fabara, Pablo Joaquín Tinajero Delgado, Cynthia María Guerrero Mosquera y Sylvia Ximena Sánchez Insuasti. Ellos serán posesionados la próxima semana.

 

El CJ ratifica su consideración y reconocimiento al trabajo desarrollado por todos los magistrados de la Corte. Además confirma su voluntad de seguir fortaleciendo el sistema de justicia

 


RESULTADOS DE LA EVALUACIÓN:

 

 

No.

JUEZA / JUEZ

CALIFICACIÓN CUANTITATIVA

(65 Puntos)

CALIFICACIÓN CUALITATIVA

(35 Puntos)

TOTAL (Sobre 100 puntos)

1

CARLOS RAMÍREZ

64,10

35,00

99,10

2

PAULINA AGUIRRE

59,87

34,80

94,67

3

VICENTE ROBALINO

58,82

34,70

93,52

4

MARÍA ROSA MERCHÁN

58,01

34,70

92,71

5

ÁLVARO OJEDA

57,39

34,80

92,19

6

MARÍA ESPINOZA

55,40

34,70

90,10

7

MERCK BENAVIDES

54,30

34,80

89,10

8

TATIANA PÉREZ

57,33

31,50

88,83

9

WILSON ANDINO

53,31

33,90

87,21

10

EDUARDO BERMÚDEZ

48,26

32,40

80,66

11

GLADYS TERÁN

42,66

33,90

76,56

12

ALFONSO GRANIZO

49,05

27,40

76,45

13

ROCÍO SALGADO

54,31

22,00

76,31

14

JORGE BLUM

48,12

26,60

74,72

15

MARIANA YUMBAY

49,86

24,80

74,66

16

LUCY BLACIO

50,32

24,20

74,52

17

PAÚL ÍÑIGUEZ

45,89

28,20

74,09

18

JOHNNY AYLUARDO

41,57

29,50

71,07

19

WILSON MERINO

N/A

N/A

N/A

20

XIMENA VINTIMILLA

N/A

N/A

N/A

21

JOSÉ SUING

N/A

N/A

N/A

 

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN

Mariana Yumbay Yallico, Lucy Blacio Pereira, Paúl Íñiguez Ríos y Johnny Ayluardo Salcedo son los jueces que deben desvincularse de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) por haber obtenido el menor puntaje en el análisis de desempeño realizado por el Consejo de la Judicatura (CJ).  

 

Las vacantes de estos cuatro administradores de justicia se suman a las tres que dejaron Wilson Merino, Ximena Vintimilla, quienes renunciaron recientemente a sus cargos, y José Suing, quien fue destituido en enero de 2014. Con esto se completa el cupo de siete jueces que, según la Constitución, deben salir de la CNJ, cada tres años para dar paso a la renovación parcial del organismo.

 

El proceso fue exitoso, tanto en lo jurídico, como en lo técnico. Las y los jueces evaluados superaron los 70 puntos, demostrando los méritos profesionales de quienes conforman la Corte.

 

En cumplimiento a lo establecido en los artículos 178, 181 y 182 de la Constitución de la República, y de los artículos 89, 254, 264 y 280 del Código Orgánico de la Función Judicial, en octubre de 2014, el Consejo de la Judicatura inició la evaluación a los jueces y juezas de la CNJ. El proceso estuvo sujeto a los principios de objetividad, confiabilidad, igualdad y publicidad, esto con el propósito de garantizar la transparencia y fidelidad de los resultados.

 

Paralelamente, realizó un concurso público de méritos y oposición con impugnación ciudadana y control social, para la selección de los siete nuevos integrantes del alto tribunal de justicia del país. Los ganadores fueron: José Luis Terán Suárez,  Ana María Crespo Santos, Luis Manaces Enríquez Villacrés, Miguel Antonio Jurado Fabara, Pablo Joaquín Tinajero Delgado, Cynthia María Guerrero Mosquera y Sylvia Ximena Sánchez Insuasti. Ellos serán posesionados la próxima semana.

 

El CJ ratifica su consideración y reconocimiento al trabajo desarrollado por todos los magistrados de la Corte. Además confirma su voluntad de seguir fortaleciendo el sistema de justicia

 


RESULTADOS DE LA EVALUACIÓN:

 

 

No.

JUEZA / JUEZ

CALIFICACIÓN CUANTITATIVA

(65 Puntos)

CALIFICACIÓN CUALITATIVA

(35 Puntos)

TOTAL (Sobre 100 puntos)

1

CARLOS RAMÍREZ

64,10

35,00

99,10

2

PAULINA AGUIRRE

59,87

34,80

94,67

3

VICENTE ROBALINO

58,82

34,70

93,52

4

MARÍA ROSA MERCHÁN

58,01

34,70

92,71

5

ÁLVARO OJEDA

57,39

34,80

92,19

6

MARÍA ESPINOZA

55,40

34,70

90,10

7

MERCK BENAVIDES

54,30

34,80

89,10

8

TATIANA PÉREZ

57,33

31,50

88,83

9

WILSON ANDINO

53,31

33,90

87,21

10

EDUARDO BERMÚDEZ

48,26

32,40

80,66

11

GLADYS TERÁN

42,66

33,90

76,56

12

ALFONSO GRANIZO

49,05

27,40

76,45

13

ROCÍO SALGADO

54,31

22,00

76,31

14

JORGE BLUM

48,12

26,60

74,72

15

MARIANA YUMBAY

49,86

24,80

74,66

16

LUCY BLACIO

50,32

24,20

74,52

17

PAÚL ÍÑIGUEZ

45,89

28,20

74,09

18

JOHNNY AYLUARDO

41,57

29,50

71,07

19

WILSON MERINO

N/A

N/A

N/A

20

XIMENA VINTIMILLA

N/A

N/A

N/A

21

JOSÉ SUING

N/A

N/A

N/A

 

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN

En una ceremonia que se cumplirá en Guayaquil este 20 de enero, el Consejo de la Judicatura (CJ) realizará la clausura del Curso de Formación Inicial para los aspirantes a fiscales y entregará certificados a quienes obtuvieron los mejores puntajes en este proceso.

 

En junio del 2014, el CJ y la Fiscalía abrieron un concurso de méritos, oposición, impugnación ciudadana y control social, para los interesados en acceder a una beca de estudios en la Escuela de Función Judicial para el curso de formación inicial denominado “Fiscal Francisco Ramón Loor Pincay”.

 
Más de 2000 profesionales del Derecho se inscribieron. De ellos, 243 aspirantes, que superaron las diversas etapas del concurso, recibieron 460 horas de capacitación dirigidas a su formación integral, a través de charlas magistrales de expertos nacionales e internacionales, un taller informático, prácticas con fiscales en los centros de Investigación Forense y de Criminalística de la Policía Judicial.

 

También asistieron a un ciclo de simulación de audiencias, donde frente a un tribunal, aplicaron lo aprendido. Este proceso se realizó por primera vez en la historia del país.

 

La capacitación se cumplió en tres sedes establecidas por el CJ:

 

-Quito, a donde acudieron los aspirantes de Carchi, Esmeraldas, Imbabura, Pichincha, Santo Domingo, Sucumbíos, Orellana, -Napo, Pastaza, Cotopaxi y Tungurahua;

Guayaquil, a donde asistieron los postulantes de Guayas, El Oro, Manabí, Los Ríos, Galápagos, Santa Elena y Bolívar

-Y Cuenca, hasta donde llegaron los participantes de Azuay, Cañar, Chimborazo, Loja, Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

 

La incorporación de nuevos operadores de justicia permite que Ecuador alcance el promedio latinoamericano de seis fiscales por cada 100 mil habitantes, fortaleciendo así la administración de justicia del país.

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN

En una ceremonia que se cumplirá en Guayaquil este 20 de enero, el Consejo de la Judicatura (CJ) realizará la clausura del Curso de Formación Inicial para los aspirantes a fiscales y entregará certificados a quienes obtuvieron los mejores puntajes en este proceso.

 

En junio del 2014, el CJ y la Fiscalía abrieron un concurso de méritos, oposición, impugnación ciudadana y control social, para los interesados en acceder a una beca de estudios en la Escuela de Función Judicial para el curso de formación inicial denominado “Fiscal Francisco Ramón Loor Pincay”.

 
Más de 2000 profesionales del Derecho se inscribieron. De ellos, 243 aspirantes, que superaron las diversas etapas del concurso, recibieron 460 horas de capacitación dirigidas a su formación integral, a través de charlas magistrales de expertos nacionales e internacionales, un taller informático, prácticas con fiscales en los centros de Investigación Forense y de Criminalística de la Policía Judicial.

 

También asistieron a un ciclo de simulación de audiencias, donde frente a un tribunal, aplicaron lo aprendido. Este proceso se realizó por primera vez en la historia del país.

 

La capacitación se cumplió en tres sedes establecidas por el CJ:

 

-Quito, a donde acudieron los aspirantes de Carchi, Esmeraldas, Imbabura, Pichincha, Santo Domingo, Sucumbíos, Orellana, -Napo, Pastaza, Cotopaxi y Tungurahua;

Guayaquil, a donde asistieron los postulantes de Guayas, El Oro, Manabí, Los Ríos, Galápagos, Santa Elena y Bolívar

-Y Cuenca, hasta donde llegaron los participantes de Azuay, Cañar, Chimborazo, Loja, Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

 

La incorporación de nuevos operadores de justicia permite que Ecuador alcance el promedio latinoamericano de seis fiscales por cada 100 mil habitantes, fortaleciendo así la administración de justicia del país.

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN

Más de 2.000 aspirantes a notarios rinden las pruebas teóricas del concurso público para acceder a uno de los 450 cupos de Formación Inicial de la Escuela de la Función Judicial para el Órgano Auxiliar del Servicio Notarial.

 

De acuerdo al instructivo del concurso, el pasado lunes 12 de enero, en la página web del Consejo de la Judicatura, se publicó un banco con 1.800 preguntas para que los postulantes puedan prepararse para el examen.

 

Las evaluaciones, que se desarrollan hasta este sábado 17 de enero en el Centro de Exposiciones Quito, son calificadas sobre 35 puntos. Durante dos horas, cada aspirante contesta 35 preguntas enfocadas al trabajo notarial. Una vez culminado el examen, el resultado aparece automáticamente, por lo que los postulantes conocen de inmediato su puntaje. De esta manera, se asegura la transparencia del proceso.

 

Según Santiago Bedoya, coordinador general de la Escuela de la Función Judicial, es necesario contar con nuevos notarios pues una vez que se apruebe y entre en vigencia el Código Orgánico General de Procesos, “los jueces van a dejar de conocer alrededor de 86 procedimientos y serán los notarios quienes se encarguen de ellos”.

 

La próxima semana se desarrollarán las pruebas prácticas y psicológicas y se abrirá el plazo para solicitar recalificaciones. Con esto culminará el concurso.

 

Quienes obtengan mínimo 70 puntos serán habilitados para ingresar al curso de formación inicial. La capacitación se realizará durante tres fines de semana consecutivos en Quito, Guayaquil y Cuenca.

 

Se prevé que a finales de marzo termine el proceso. Quienes superen el curso con el mejor puntaje reemplazarán a los notarios que permanecen en funciones prorrogadas. El resto integrará un banco de elegibles.

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN

<< Inicio < Prev 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 Próximo > Fin >>
Página 79 de 145